martes, 19 de mayo de 2009

Proyecto: La huella Humana

El huracán de la sociedad, que pasa por donde se le de la gana y sin mirar a quien. En este caso la naturaleza o los paisajes que en el entorno de esta gran capital cada ves cuesta mucho mas encontrarlos en su plena virginidad de desarrollo, sin dudar lo que mas llama la atención de un paisaje y que nunca esta demás decirlo por que se ve pleno es la gran cantidad de cables torres y carreteras que atraviesan lugares que en sus inicios fueron solo de la naturaleza, lo que mas me llama la atención y es en lo que mas me gustaría destacarme es en el crear conciencia a la sociedad, el cuidado de la naturaleza, el por que contaminar, el destruir.
Ejemplos claros de estos son los senderos de cualquier cerro que uno visite sea el mas conocido como el mas desconocido de estos en cualquiera de estos encuentras el paso de una persona inconciente que bota basura, deja sus marcas como recuerdos en los árboles, rallados en las rocas y en fin un montón de destrozos que no embellecen para nada el lugar mas todo lo contrario solo crean un mal para este mundo.
Esto ya se convierte en una lucha entre la naturaleza y la urbanización o el progreso del país a cambio de perder tierras verdes

Registrando la contaminación de los ríos el molestar de las torres de alta tensión y cables que enpañan un cielo y que atraviesan cerros enteros, caminos con sus bordes rebalsados de basuras escombros y que la gente no halla nada más sano que botarlos en donde se les den la gana.

Crear conciencia en esta sociedad, ayudar un poco a esta ciudad, esta capital apestada de tanta contaminación, representar o ser un representante de los que no pueden hablar de los que no pueden reclamar de la belleza que se esta matando día a día en esta ciudad y sobre todo en lo poco que queda de rural de este extremo de la capital como así se le lama la Rinconada de Maipú


Mi relación directa y personal es debido a ver como día a día se van urbanizando las zonas como se van destruyendo las áreas verdes los lugares en los que uno cuando niño recorría tranquilamente paseando disfrutando de la belleza de la naturaleza el canto de las aves el andar de los animales y sobre todo el echo de que de alguna manera te daban frutos, la naturaleza hasta te alimenta y sin hacerles daño puedes sacarles el mayor de los provechos a esta ya sea cosechando de frutos silvestres con el agua que en sus tiempos era limpia para los riegos






































La huella humana

martes, 28 de abril de 2009

martes, 31 de marzo de 2009